Seguir por correo electrónico

.

miércoles, 1 de mayo de 2019

La niña que no se concentraba – Cuento para reflexionar


Juanita se quejaba de que no podía concentrarse para realizar sus deberes porque un vaivén de pensamientos no se lo permitía: pensaba en los amigos, en ver la tele, en jugar, en chuches, en imágenes...

Por todo ello habló de esto con su madre diciéndole:

Mami no puedo concentrarme porque los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar. Cuando se van unos llegan otros y mi mente se queda confusa.

La madre se acerca y le explica:

_ Agarra esa escoba y sostenla.

Después de unos minutos la madre le dice:

_ Ahora suéltala y dime qué ha pasado.

_ La escoba ha caído al suelo _ señaló Juanita.

Entonces la madre explica:

_ ¡Tú controlas tus pensamientos, no tus pensamientos a ti!


Autora: María Abreu


Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados. ( Proverbios 16: 3)




PROXIMA → INICIO

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pon tus comentarios

Páginas vistas en total

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

Cuentos por categorías

m

Visita feliz