Seguir por correo electrónico

.

jueves, 10 de noviembre de 2016

El canto del ruiseñor


Con los primeros rayos del sol, todas las aves se despertaron a saludar la aurora. De pronto una melodía las hace sentirse confundidas.

Con voz suave y sostenida, un ruiseñor canta su gran nota musical.

Algunas aves callan escondidas entre las hojas de los árboles y otras se quedan con el pico abierto.

Curiosas, intentan descubrir quién es capaz de cantar con tanta riqueza musical.

_ ¡¡Choki-chokichoki…!!_ entonaba el ruiseñor.

 _ ¡Ese tono es rápido y alto! _murmura un jilguero.

_ ¡¡Píu-píupíu…!!_ cantaba de nuevo el ruiseñor.

_ ¡Y esa otra entonación es aguda y altísima!_ susurra un petirrojo.

Las aves curiosas iniciaron su aleteo y salieron de entre los árboles para descubrir quién era que cantaba con tanta majestuosidad y descubrieron al ruiseñor gorjeando, posado sobre una rama. Algunas quedaron admiradas y otras envidiosas.

En fin, y es que el arte no deja indiferente a nadie …

Autora: María Abreu

Según cada uno ha recibido un don {especial}, úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. (1 Pedro 4:10- 11)



← ANTERIOR PROXIMA → INICIO

Páginas vistas en total

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

Cuentos por categorías

m

Visita feliz