Seguir por correo electrónico

.

martes, 24 de mayo de 2016

Diálogo entre Adán y un ángel



Caminaba Adán placenteramente por el jardín del Edén y ponía nombre a cada animal que se encontraba a su paso. Un día, cuando acariciaba la melena de un león repentinamente  se le apareció un ángel anunciando:

_ Adán, vengo a comunicarte que Dios te dará una compañera para que no estés solo.

_ ¿Una compañera? _ preguntó Adán sorprendido.

_ ¡Sí Adán, una compañera! _ afirmó el ángel.

_ ¿Y para qué quiere Dios darme una compañera? _ indagó Adán con mucha curiosidad.

_ ¡Para que te lave la ropa! _ certificó el ángel.

_ ¡Oh! _suspiró Adán, quedando boquiabierto. 

_ También te cocinará y tendrá la comida lista en la mesa, para cuando llegues de trabajar_ expuso el ángel.

_ ¿Eso hará ella por mí? _ preguntó Adán lleno de alegría.

_  ¡Sí, Adán! ¡También te planchará la ropa  y te arreglará la cama! _ declaró el ángel.

_  ¿Y qué  más hará? _ curioseó Adán con mucho interés.

_ ¡Cada vez que llegues del trabajo a casa, ella estará guapa y perfumada! _ comentó el ángel.

_  ¿Guapa y perfumada? _  preguntó Adán  emocionado.

_ ¡Sí, y también te dará masajes cuando llegues cansado!_ apuntó el ángel.

_  ¿Uhm…Y cuánto me costará todo eso?_ preguntó Adán impaciente.

_ ¡Te costará una costilla!_ reveló el ángel.

 Autora: María Abreu
Y de la costilla que el SEÑOR Dios había tomado del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. (Génesis 2: 22)





← ANTERIOR PROXIMA → INICIO

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

Cuentos por categorías

Seguidores

Visita feliz

Páginas vistas en total

m

v