Seguir por correo electrónico

.

lunes, 31 de octubre de 2016

El burro deprimido


A paso lento cruzaba el burro un riachuelo con la leña sobre su lomo. Cansado y aburrido no dejaba de lamentarse por el peso de la carga:

_ «Hi-aaa, Hi-aaa»

Al caer la tarde, el burro se acostaba sobre las frescas hierbas para descansar; pero aún ahí seguía rebuznando su lamento:

_ «Hi-aaa, Hi-aaa»

Un gusanito cansado de escuchar los lamentos del burro, arrastrándose por el suelo se acercó a decirle:

_ No te quejes tanto por tu destino. A mí me gustaría caminar, saltar, cruzar los riachuelos, sin embargo mi vida es arrastrarme por el suelo corriendo el riesgo de que alguien me pise y me aplaste.

_ ¡Amigo es difícil vivir con cargas todos los días!_ explicó el burro.

_ ¡Tenemos que aprender a llevar nuestro destino con alegría y optimismo; porque si no lo hacemos seremos infelices toda la vida!_ explicó el gusanito.
Autora: María Abreu

 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. (Salmos 42:5)

Leer el cuento en inglés: The depressed Donkey



← ANTERIOR PROXIMA → INICIO

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

v

Cuentos por categorías

Páginas vistas en total

Seguidores

Visita feliz