Seguir por correo electrónico

.

martes, 9 de junio de 2020

EL MOSQUITO Y EL LEÓN


Un mosquito posado en la oreja de un león creyó que su zumbido era muy fuerte. Tomó aire, abrió la boca y gritó al oído del león con todas sus fuerzas:

_ ¿Te asusta mi zumbido? Si es muy fuerte dímelo para no molestarte.
..... ....

_ ¿Quién me habla? _ preguntó el león.

_ ¡Yo, el mosquito!

.....
.....

_ ¿Quién?

..... .....
_ ¡Yo, el Señor Mosquito!

_ ¡Ah! ¿Y dónde estás?

_ Estoy en tu oreja izquierda _ respondió el mosquito.

_ ¡Ah! ¡Muchas gracias! Si no me lo dices no me habría dado cuenta de que tengo a un tonto zumbando en mi oído _ dijo el león con un ruido estridente y sobrecogedor.

El mosquito se llevó un susto tan grande que cayó al suelo patas arriba.
Autora: María Abreu

PD. Amiguito, amiguita, este cuento nos enseña que no debemos creernos mejores de lo que realmente somos. El mosquito pensó que su zumbido era más fuerte que el rugido del león y mira el susto que se llevó.

Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. (Romanos 12: 3)


← ANTERIOR PROXIMA → INICIO

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pon tus comentarios

SUSCRÍBETE

Páginas vistas en total

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

Sports

Cuentos por categorías

m

Visita feliz