Seguir por correo electrónico

.

lunes, 1 de octubre de 2018

LA OVEJA PERDIDA


Un pastor tenía un rebaño de cien ovejas. Las conocía a todas y a cada una las llamaba por su nombre.

En la mañana el pastor reunía a todas sus ovejas y las llevaba a la colina para que comieran ricas hierbas.

En la tarde, de regreso a casa, el pastor acostumbraba a contar a todas sus ovejas para comprobar que no le faltaba ninguna. Pero un día, se dio cuenta de que le faltaba una.

Sabiendo que la ovejita corría mucho peligro fuera del rebaño el pastor dejó las noventa y nueve y se fue a buscar a la oveja perdida.

La buscó por las colinas, por los prados, por el campo hasta que la encontró debajo de un arbusto herida y temblando de frío.

El pastor se acercó a su oveja, la abrigó en sus brazos, le vendó las heridas, y la llevó de regreso a casa.

Cuando las demás ovejas vieron llegar al pastor con la oveja perdida se pusieron muy contentas.

PD: Jesús es tu pastor, él te cuida, sana tus heridas y nunca, pero nunca te dejará solo. 

(Lucas 15: 1-7)



← ANTERIOR PROXIMA → INICIO

Páginas vistas en total

TE GUSTARON LOS CUENTOS?

Cuentos por categorías

m

Visita feliz